October 23, 2017

Actualidad:

Resumen de una militancia antifascista (autobiografía militante). Vicente Antonio López

Con respecto a quién soy, es muy largo, porque nací en 1944, en un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, en el seno de una familia de campesinos sin tierra, mi pueblo se parece más a un pueblo de Andalucía que castellano, grandes fincas y muchos jornaleros — esto último va desapareciendo y los nietos tiene que trabajar la tierra o venderla — en 1956 mis padres se trasladaron a Madrid y desde entonces vivo en el foro, obrero metalúrgico jubilado desde el 2007, estoy viudo desde el nacimiento de mi hija Lara, por una negligencia médica en el hospital La Paz en el año 1974.

Desde muy pequeño sé que nací en una familia de los perdedores de la guerra, en mi el trabajo; “El trabajo esclavo”, explico un poco las andanzas de mi padre en un Batallón Disciplinario de Navarra.

Empecé a militar en la clandestinidad en el FELIPE (Frente de Liberación Popular Español) en el año 1967, en una de las escisiones pasé a militar en el PCE (m-l) en 1968.

En junio del año 1971 fui detenido por Billy el Niño y estando vigente el estado de excepción por el Consejo de Burgos pasé 17 días en la antigua DGS, sufriendo los 17 días más duros de mi vida. Fui acusado de asociación ilícita y propaganda ilegal, pasé dos días en las Salesas porque tardaron mucho en tomarnos declaración y otros tres días en Carabanchel hasta que mis padres pagaron la fianza. Ese mismo año me detuvo el mismo “social” en el mes de septiembre, acusándome de preparar una huelga de la construcción para octubre en Madrid, me soltó esta vez a los tres días sin cargos, a las dos de la madrugada, sin dinero y sin transporte público tuve que coger un taxi y decir al taxista que me esperara en la calle que iba por dinero a casa.

En el año 1973 abandono el PCE (m-l) por desacuerdos con la creación del FRAP y pasé a militar en otro partido más marginal todavía (Octubre) y desde entonces data mi amistad con Valentín García.

En el año 1974 ocurre lo de mi compañera y regreso a casa de mis padres, más que nada para que cuiden de mi hija recién nacida. En esos días en Palomeras (Puente de Vallecas), se estaba librando una batalla por la vivienda digna en contra de las expropiaciones y me vuelco en su lucha, me nombran presidente de la Asociación de Vecinos Palomeras Centro, desde entonces conozco a mi buen amigo Acacio Puig.

En julio de 1975 me detiene de nuevo Billy el Niño acusándome de la muerte de un Policía Nacional en el barrio de Aluche, la detención es espectacular, rodean la casa de mis padres con tanquetas y ametralladoras, (era una casa baja) y me pone las esposas tan fuerte que las heridas en las muñecas me duran días, desde Vallecas hasta la DGS, me dio lo que no está en los escritos, llegándome a poner la pistola en la sien porque no me acordaba donde había estado el día anterior, el día del asesinato del policía.

Me pone una multa gubernativa de 250.000ptas., de las que nunca se pagaban, pasé dos meses en Carabanchel de donde salí en plena huelga de hambre contra los fusilamientos de los 5 camaradas antifascistas del FRAP y de ETA.

En octubre de ese mismo año salió mi juicio de la detención del año 1971, fui juzgado y condenado por el TOP y posteriormente indultado por el indulto del famoso caso MATESA. En noviembre muere el innombrable, me tuve que esconder varios días por miedo a las detenciones. En enero de 1977 asesinan a nuestros abogados asesores de la Asociación de Vecinos, en la conocida matanza de Atocha, Luis Javier Benavides Orgaz y Francisco Javier Sauquillo Pérez del Arco, hermano de Paquita Sauquillo a la que conocía de los tiempos de lucha en los convenios colectivos de mi fábrica.

Después estoy en la lucha de todas las causas perdidas, como el referéndum de la transición y su constitución monárquica, la entrada en la OTAN del ínclito Felipe González, así hasta el hartazgo. Decir que en Palomeras conseguimos el realojo de los vecinos en Vallecas en condiciones bastante aceptables, de esos días conozco también a Jesús Rodríguez Barrio y su hermano José, que es además mi cuñado, compañero de presidio de Txiki, etc., etc. Abandonamos “Octubre” y creamos un grupo internacionalista en torno al colectivo “JANUS”. El cual se va diluyendo en la transición, hasta desaparecer en los años 80-90.

Actualmente estoy muy sordo, con diabetes y otros problemas varios, me gusta mucho la Historia, y escribir sobre todo sobre nuestra Memoria olvidada, secuestrada y oculta. En La Comuna, soy socio desde su fundación. Un fuerte abrazo

Vicente Antonio López (Todo el mundo me conoce cómo Antonio)

La lucha continúa…

(En nuestro blog en Público hemos hecho un pequeño homenaje que podéis leer aquí.)

Leave A Comment