November 19, 2017

Actualidad:

Los verdugos de la Justicia

Por Kutxi.

A gran parte de dirigentes, y no dirigentes, del Partido Popular, se les podría adjudicar el apelativo de verdugos de la justicia. ¿Hasta dónde y hasta cuándo nos van a seguir persiguiendo y exasperando sus perversidades?

Durante toda su legislatura (incluida la que presidió José María Aznar) se han dedicado a saquear, en beneficio propio, los bienes económicos que hemos generado la ciudadanía a través de los impuestos durante décadas. Han aniquilado nuestras libertades democráticas con la ley mordaza, han desmantelado la sanidad, la educación, el derecho a un trabajo digno, a una vivienda… Un número importante de jóvenes de nuestro país que fueron la mejor generación preparada profesionalmente, han tenido que emigrar para buscarse un fututo porque en el estado español, el Partido Popular, se lo ha robado.

Pero ¿quién apoya, justifica y normaliza todas estas medidas para tener a la población contenida y soportando tanto sufrimiento? Los violadores de los Derechos Humanos y la Justicia Universal que no son otros que los verdugos de la justicia.

Ayer fueron sus predecesores franquistas utilizando el garrote vil, entre otras atrocidades, contra sus adversarios políticos. Hoy son sus descendientes y sus correligionarios, mayoritariamente integrados en el Partido Popular, utilizando el término democracia que para ellos no es otra cosa que el “hacha de guerra” contra todo aquel y toda aquella que ponga en peligro sus intereses cuya concreción más sangrante es la de amenazar a fiscales y jueces que pudieran estar dispuestos a ejercer la justicia ajustada a derecho.

Mientras la población no proteste y consienta estas tropelías, la Justicia, representada figuradamente con imagen de mujer, la van a seguir violando sistemáticamente y lo que es peor, como muy bien resumió Carlos Slepoy con esta frase: “La impunidad es peor que el delito porque lo institucionaliza”.

Querido Carli, maestro, amigo, compañero, me has proporcionado tantas lecciones, tanto cariño, tanta ternura, tanta generosidad, tanta solidaridad que sólo puedo añadir que la JUSTICIA con mayúsculas como tú la has ejercido, es lo único que puede liberarnos a los seres humanos de enfrentamientos, de guerras, de genocidios, dotándonos de la capacidad de respetarnos y vivir en paz.

Te siento aquí, en la atmósfera, recorriendo todos y cada uno de los rincones del mundo. Extendiendo tus manos, desinteresadamente, hacia las capas más vulnerables del planeta y luchando, como siempre lo has hecho, contra las injusticias.

Leave A Comment