September 20, 2017

Cosidó convierte la emblemática cárcel de Palencia en un Archivo y Museo policial

La prisión palentina es un símbolo de la represión franquista. Miguel Hernández estuvo preso cuatro meses en esta cárcel. Cientos de presos políticos de la dictadura han pasado por sus celdas. Vecinos y asociaciones de memoria denuncian que la reforma tiene “una finalidad ideológica”.

Alejandro Torrús, Público, 21.09.2014

Sin símbolos que permanezcan en el tiempo es difícil conservar la memoria histórica. Si la cárcel de Carabanchel, penal por donde pasaban todos los presos políticos de la dictadura, fue borrada del mapa por Gallardón y Rubalcaba en 2008 ahora es la cárcel de Palencia la que puede quedar vacía de contenido memorialista. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el Ayuntamiento de la ciudad (PP) quieren convertir la emblemática cárcel de Palencia, símbolo de la represión franquista durante la Guerra Civil y los casi 40 años de dictadura, en un Archivo Histórico de la Policía Nacional junto a un pequeño museo policial y un centro cívico.

En esta cárcel la policía ha torturado durante 40 años a presos políticos. Meter en este edificio un Archivo de la Policía que no hable de las torturas y detenciones tiene un interés político e ideológico que pretende borrar el pasado”, denuncia a Público Juan Gascón, concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Palencia, que señala que el centro “debería rendir homenaje a todos aquellos que padecieron la represión del régimen”

Por los barrotes de esta prisión pasó, entre otros tantos presos, el dramaturgo Miguel Hernández. El poeta fue trasladado a este penal en septiembre de 1940 tras ser conmutada la condena de pena de muerte por otra de 30 años de prisión. Apenas dos meses después, en noviembre, Hernández volvió a ser trasladado al penal de Ocaña. De hecho, Izquierda Unida de Palencia propuso al Ayuntamiento que se conservara una celda como símbolo de la represión con el nombre del poeta. “Nos denegaron esta propuesta porque decían que abría heridas”, se lamenta Gascón.

Después de la Guerra Civil, durante los 36 años de dictadura del general Francisco Franco, el penal fue el destino de cientos de presos políticos que fueron encarcelados y torturados. Uno de estos presos fue Luis Roncero condenado a siete años de cárcel por asociación ilícita, es decir, por militar en el Partido Comunista Marxista Leninista. “Llegué a Palencia el 8 de agosto de 1975 y salí el 5 de diciembre por la amnistía que concedió Juan Carlos I tras la muerte del dictador”, señala a Público Roncero, que recuerda que en aquel penal vivió dos de los acontecimientos que han marcado su vida: los cinco fusilamientos del régimen en septiembre de 1975 y la muerte de Franco.

“Esta cárcel sería un Lugar de Memoria en cualquier país de Europa. Un espacio donde poder recordar la lucha por una España democrática. Sin embargo, quieren colocar un Archivo y un Museo en honor y gloria de la Policía Nacional. El único lugar que debería tener la Policía en este centro es un rinconcito donde aparezcan el nombre de los policías que han torturado a presos por sus ideas políticas“, opina Roncero.

Manifiesto ex presos

De hecho, un colectivo de expresos de la antigua cárcel de Palencia ha firmado un manifiesto en el que piden que el edificio sea convertido en un “centro cultural y lugar de la memoria antifranquista” y califican el proyecto de Cosidó de “despropósito” y “afrenta a la memoria” de quienes padecieron “prisión y represión entre sus muros”.

“No hace falta recordar que la policía era el instrumento principal de la dictadura para sojuzgar a la población y perpetuarse. Ni es necesario insistir en que nuestras autoridades e instituciones se han negado hasta ahora a reconocer y reparar los crímenes cometidos por los cuerpos represivos franquistas”, señala un fragmento del manifiesto.

Convenio firmado por Cosidó

El convenio de rehabilitación de la antigua cárcel de Palencia firmado por el director general de la Policía y el Ayuntamiento de Palencia fue firmado en 2013. Sin embargo, a pesar de que las obras en la parte exterior del edificio ya han acabado, aún no se ha hecho nada en el interior, según informa el concejal de IU Juan Gascón. Este convenio cede 2.000 metros cuadrados a la Policía, el 40% del espacio total de la antigua cárcel, para albergar el Archivo Histórico de la Policía, al que está previsto trasladar los documentos de más de 25 años de antigüedad y que en la actualidad están repartidos por toda España.

“El edificio de antigua cárcel la compró el Ayuntamiento a la Diputación provincial a principios de la década del 2000 por cerca de 1,8 millones de euros y ahora se cede gratuitamente a la Policía con unas condiciones muy favorables”, denuncia Gascón, que hace referencia a que el acuerdo es de 30 años prorrogable por otros 30 años más pudiendo la Policía “cancelarlo cuando lo requiera” y no el Ayuntamiento “que tendría que realizar un informe jurídico para explicar las razones de la ruptura del contrato”.

La antigua cárcel también acogerá un pequeño Museo de la Policía. En él se expondrán vehículos históricos, uniformes, armamento utilizado por el Cuerpo. Así, Gascón también asegura que se unirá a la exposición “un coche de Carrero Blanco” y otro “utilizado por el papa”.

Jornadas contra el Archivo policial

El viernes 26 de septiembre un grupo de expresos políticos del franquismo recluidos en esta antigua cárcel de Palencia y pertenecientes a Asociación La Comuna celebrarán unas jornadas “por un centro cultural, lugar de memoria antifranquista, de las luchas por las libertades y los derechos civiles”. Durante el acto se procederá a la lectura del manifiesto (12.00 horas) y se celebrará una mesa redonda (19.00 horas) a la que acudirán varios expresos políticos de la cárcel para defender la rehabilitación del edificio en un lugar de memoria y recordar la lucha contra la dictadura franquista.

Cartel Acto Palencia 26 sept

Comments
One Response to “Cosidó convierte la emblemática cárcel de Palencia en un Archivo y Museo policial”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] General de la Policía, el Licenciado Ignacio Cosidó Gutiérrez (Salamanca, 31.VII.1965), quiere secuestrar el edificio de la antigua Cárcel de Palencia, hoy convertido en Centro Cultural, para de…. Menospreciar la cultura reduciéndola a una chabacana exhibición policíaca ya es grave pero […]



Leave A Comment