July 24, 2017

Víctimas del franquismo apuntan a Martín Villa en el 38 aniversario del 20-N

La Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina prepara una nueva ofensiva judicial para lograr la imputación del exministro de Gobernación Rodolfo Martín Villa en la causa judicial contra la dictadura abierta en Argentina.

20N 1975Alejandro Torrús, Diario Público, 20.11.2013

El 20 de noviembre de 1975 falleció el dictador Francisco Franco. Hace hoy 38 años. Fue entonces cuando Carlos Arias Navarro recurrió a Rodolfo Martín Villa, vinculado al Sindicato vertical, como ministro de Relaciones Sindicales en el que fue el primer equipo de gobierno de la monarquía de Juan Carlos I. En julio de 1976, tras el nombramiento de Adolfo Suárez como presidente del Gobierno, Martín Villa ascendió hasta la cartera de Gobernación, actualmente conocida como ministerio del Interior, puesto que ocupó hasta abril de 1979.

“Los medios de comunicación de entonces lo llamaban la porra de la Transición. Cuando uno lee el historial de víctimas mortales durante su etapa como ministro de Gobernación entiende por qué. Durante su mandato muere más gente en manifestaciones que durante algunos años de la dictadura“, recuerda hoy Chato Galante, eterno luchador antifranquista y miembro de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (Ceaqua).

Ahora, 38 años después de la muerte del dictador y cuando la impunidad del franquismo comienza a resquebrajarse a través de la causa judicial abierta en Argentina que investiga los crímenes de la dictadura entre el 17 de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977, fecha de las primeras elecciones democráticas tras la muerte del dictador, la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina prepara una nueva ofensiva judicial para tratar de que la juez argentina que instruye la causa, María Servini de Cubría, impute a Martín Villa.

Con tal fin, Ceaqua ha preparado un extenso historial donde recoge la larga lista de fallecidos a manos de fuerzas del Estado o por grupúsculos de extrema derecha vinculados, de uno u otro modo, al Estado español durante los cuatro años en los que Martín Villa dirigió Gobernación. En el historial aparecen nada menos que 54 víctimas mortales. Sin embargo, no todo el mandato de Martín Villa coincide con el período de la investigación abierta por la juez María Servini, que se limita a los hechos sucedidos antes del 15 de junio de 1977, por lo que los “hechos imputables a Martín Villa se reducen 22 víctimas mortales”.

“En aquella época, Martín Villa y Fraga Iribarne eran los máximos responsables del aparato represor del Estado y de capitanear la transición de las fuerzas de seguridad de una dictadura a una democracia sin tocar ni depurar absolutamente nada. Además, Martín Villa juega un papel clave en todo el montaje de la brigada antiterrotista y en la colaboración de la Policía con la extrema derecha”, prosigue Galante, que asegura que una prueba de la responsabilidad del Gobierno y del ministro en aquel momento fue que “nunca se detuvo a nadie”. “Es la prueba más contundente de la colaboración”, asegura.

Por ello, la Ceaqua tratará de sumar a la querella argentina a los familiares de estas víctimas que aún no se hayan personado en la causa a través de la presentación de una querella o de una denuncia en la Justicia argentina por el asesinato de su ser querido. “Nosotros no queremos juzgar a nadie, pero sí queremos que la Justicia pueda decidir si tiene responsabilidad o no”, apostilla.

Leave A Comment