Carlos Slepoy: “cada vez es más difícil sostener la impunidad”

Foto: Mónica Hasenberg

Foto: Mónica Hasenberg

deia.com, 1 de septiembre de 2014

bilbao – Carlos Slepoy, argentino de nacimiento, sufrió secuestro y torturas en su país natal. En 1977 se exilió en el Estado español y en enero de 1982 un policía ebrio, pese a que estaba de servicio, le disparó por la espalda cuando intercedió en favor de unos jóvenes a los que el agente increpó sin motivo. Desde entonces, una silla de ruedas es su compañera. Slepoy es el abogado en el Estado español de las víctimas del franquismo y entre sus defendidos se encuentra la familia de Andoni Arrizabalaga, joven ondarrutarra que fue salvajemente torturado por el excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas en el cuartel de Zarautz.

¿Cuál es la situación actual del proceso que llevan las víctimas del franquismo?

-Nos encontramos en un momento en el que se han producido hechos transcendentales. Uno de ellos fue la orden internacional de detención contra cuatro torturadores, aunque al final solo quedó contra dos -el excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas y el policía Antonio González Pacheco Billy el Niño- porque los otros dos habían fallecido. Aunque la extradición fue denegada por parte de la Audiencia Nacional, fue algo muy importante porque resultó ser el anuncio de que vendrán otras órdenes de detención.

La Audiencia Nacional negó su extradición a Argentina, ¿están ya totalmente libres Muñecas y González Pacheco?

-El hecho de que esta gente esté amparada en España no significa que la orden de detención internacional no tenga validez en el resto del mundo. Si fueran sorprendidos fuera del territorio español podrían ser detenidos y llevados a Argentina. Esto da idea de que España se ha convertido en refugio de estas personas, lo cual ahonda y profundiza en la protección que se da a este tipo de criminales. Determina que el único refugio que tienen estos hombres es el lugar donde cometieron los crímenes, en este caso en España.

En el caso de Muñecas los jueces abrieron la posibilidad de trasladar el caso al juzgado de Azpeitia puesto que las torturas a Andoni Arrizabalaga se produjeron en el cuartel de Zarautz. ¿Están barajando esta opción?

-El fiscal dijo que había que denegar la extradición porque los crímenes cometidos estaban prescritos, pero que las víctimas tenían el derecho a ser escuchadas en un juzgado de donde se cometieron las torturas. Nuestra intención es poner una querella contra Muñecas en el juzgado de Azpeitia. Teniendo el cuenta el Derecho Internacional, o se le extradita a Argentina o se le juzga en el Estado español. Por ahora no se han dado ninguna de las dos cosas, pero estamos en condiciones de intentarlo. De hecho, tengo previsto viajar al País Vasco a principios de octubre y uno de los objetivos de la visita es hablar con mis compañeros sobre la posibilidad de presentar esta denuncia contra Muñecas en el juzgado de Azpeitia.

¿Podría suceder algo similar en otros juzgados del Estado español?

-Los abogados estamos trabajando en este tema para interponer querellas en todo el territorio, de tal modo que haya jueces que se decidan a investigar los hechos. No hay un pueblo de España donde no haya víctimas del franquismo. La cantidad de querellas pueden ser de cientos o miles.

¿Cómo lo van a hacer?

-Hay que planificarlo bien. Se deben implicar muchas personas, asociaciones y abogados, pero creemos que el camino está abierto y el avance de la querella puede hacerse.

Sigue leyendo

Informe del Relator de la ONU sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición

Pablo de Greiff Relator Especial ONU

  • El relator especial de Naciones Unidas del Consejo de Derechos Humanos destaca los “vacíos” institucionales en materia de verdad y justicia
  • Pablo de Greiff critica en su informe la ‘privatización’ de las exhumaciones, la falta de información oficial y la Ley de Amnistía
  • Recomienda que el Valle de los Caídos deje de ser un sitio de “exaltación del franquismo” y recuerda al Gobierno que debe juzgar o extraditar a los acusados de torturas en la causa argentina

Natalia Chientaroli, elDiario.es, 28.08.2014

Son 20 páginas las que ha necesitado Pablo de Greiff, relator especial de la ONU, para resumir su análisis sobre las medidas adoptadas por el Gobierno español frente a las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. Y la conclusión principal es que España hace poco (y en ocasiones, mal) por la búsqueda de la verdad y la justicia sobre estos hechos, y por la reparación a las víctimas.

La sentencia es contundente: “No se estableció nunca una política de Estado en materia de verdad, no existe información oficial, ni mecanismos de escalrecimiento de la verdad. El modelo vigente de “ privatización” de las exhumaciones, que delega esa responsabilidad a las víctimas y asociaciones, alimenta la indiferencia de las insituciones estatales…”. Además, De Greiff critica duramente las “ interpretaciones restrictivas de la Ley de Amnistía” que “no sólo niegan el acceso a la justicia sono que también impiden cualquier tipo de investigación”.

El relator especial del Consejo de Derechos Humanos sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, realizó una visita oficial a España del 21 de enero al 3 de febrero de este año. En esas semanas se reunió con numerosas asociaciones de víctimas e instituciones relacionadas con la memoria histórica, además de varios miembros del Gobierno. Entre ellos, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo.

De sus contactos con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, De Greiff destaca que el enfoque ‘oficial’ es maximalista. “Varios representantes enmarcaron las discusiones en el siguiente esquema: ‘O todos concluimos que ya estamos todos reconciliados o la única alternativa es el resurgir de odios subyacentes, lo cual implicaría un riesgo demasiado alto”, explica el relator. Su opinión es absolutamente contraria, ya que se basa en la fortaleza y estabilidad de la democracia española. Por el contrario, cree que “los vacíos en la respuesta institucional al tema [...] de la Guerra Civil continúan siendo objeto de diferencias más profundas de lo que podrían ser”.”Resulta especialmente sorprendente observar que no se haya hecho más en favor de los derechos de tantas víctimas”, concluye el especialista de la ONU.

1. Remoción de símbolos franquistas

De Greiff considera positiva la Ley de Memoria Histórica de 2007 que obliga a quitar todos los símbolos y monumentos que exalten el franquismo. Asegura que el Gobierno le informó de que la mayoría de ellos ya se había retirado. Sin embargo, destaca que posee información de la existencia de calles y edificios, placas conmemorativas e insignias que ensalzan a altos cargos y funcionarios franquistas.

“El Valle de los Caídos difícilmente podrá pensarse como un lugar en favor de la paz y la reconciliación [...] mientras siga en el centro del monumento la tumba con flores del dictador”.

2. Valle de los Caídos

“El sitio constituye en sí mismo la exaltación del franquismo”, observa el relator, que critica la falta de información. “Nada da cuenta de que fue construido con el trabajo forzoso de miles de presos políticos bajo condiciones inhumanas” o sobre “los cuerpos de las casi 34.000 personas que ahí están inhumadas”, afirma. “Nada explica quién fue José Antonio Primo de Rivera ni por qué fue inhumado en el centro de la Basílica”, ni por qué Franco “fue inhumado allí sin ser víctima de la Guerra Civil”. De Greiff recomienda “resignificar” el lugar como guardián de la memoria y sugiere la retirada del cuerpo de Francisco Franco. “Difícilmente podrá pensarse como un lugar en favor de la paz y la reconciliación [...] mientras siga en el centro del monumento la tumba con flores del dictador”.

3. Educación deficiente

El informe destaca que las reformas educativas de 1990 y 2006 mejoraron el enfoque sobre esta parte de la historia española en los curriculums escolares, pero asegura que algunos manuales aún hacen referencias globales, “manteniendo la idea de una responsabilidad simétrica”. De Greiff considera que la mayoría de los españoles han sido educados en la idea de que la Guerra Civil fue “un conflicto entre dos Españas” y en la que se reforzaba la política del “ borrón y cuenta nueva” en lugar de destacar los abusos y la violencia del régimen.

4. Policías, militares y jueces poco formados

La ONU considera que los miembros de la Policía, la Guardia Civil y las Fuerzas Armadas no reciben suficiente formación sobre las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante el franquismo ni sobre la responsabilidad que pudieron tener esos cuerpos en la comisión de esos delitos. También asegura que los jueces no reciben formación de temas específicos de derechos humanos, ni de la obligación del Estado en la persecución de delitos internacionales como el genocidio, los crímenes de lesa humanidad o los crímenes de guerra.

5. Falta de información

“No existen censos oficiales de víctimas, ni datos o estimaciones oficiales sobre el número total de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura”, enumera el informe. Además, destaca temas “subexplorados” como el de los trabajos forzosos de presos, muertes en bombardeos, represión, niños robados, o la participación o complicidad de empresas privadas en la violación de los derechos humanos. El relator considera que la Ley de Memoria de 2007 no soluciona en absoluto este problema, e insta al Gobierno a establecer una institución “independiente pero oficial” de búsqueda exhaustiva de información, como la Comisión de la Verdad que impulsan varias asociaciones.

6. Acceso restringido a los documentos

Lo del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca está muy bien, según el informe. El problema es que en la práctica no se permite el acceso libre a numerosos archivos, y que muchos de ellos permanecen clasificados  “invocando riesgos a la seguridad nacional” y “sin criterios claros”. De Greiff lamenta que la ley de Transparencia del Gobierno de Mariano Rajoy no haya abordado los vacíos legales que generan este problema.

7. Exhumaciones ‘privatizadas’

El relator expresa su “preocupación porque el Estado no haya hecho más para gestionar las exhumaciones e identificación del los restos” y critica que esta tarea se haya dejado en manos de familiares y asociaciones. De Greiff destaca que el Gobierno negó “la legitimidad de este reclamo”, sino que en general despachó el tema refiriéndose al mapa de fosas y las subvenciones para exhumaciones. “Desde 2011 –puntualiza el relator– el presupuesto para la ley de Memoria, incluyendo las exhumaciones, ha sido anulado”. Asegura que el desentendimiento del Estado en este asunto provoca que no participen autoridades judiciales y que no existan registros oficiales sobre lo que encierran ñas 2.382 fosas que contendrían más de 45.000 restos de personas.

8. El obstáculo de la Ley de Amnistía

Aquí es donde se observan mayores déficits, y la Ley de Amnistía se erige como el principal obstáculo en la búsqueda de justicia, ya que los casos se archivan “sin que los jueces siquiera conozcan los hechos”. Pablo De Greiff entiende que la norma en sí misma no impide la apertura de causas, sino que son las “interpretaciones restrictivas” –tanto de esta ley como de los principios de no retroactividad o de seguridad jurídica, o de la aplicación de la norma más favorable o la prescripción de los delitos– las que dificultan la investigación de los delitos.

De Greiff recuerda que estos efectos de la Ley de Amnistía son incompatibles con los compromisos internacionales que ha suscrito España, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ratificado meses antes de aprobar la ley. Además, asegura que conceder los beneficios de la ley de Amnistía requiere al menos una investigación de los hechos, “pues de otra manera no hay responsabilidad alguna que se pueda suspender o extinguir”.

9. Jurisdicción universal

Naciones Unidas reconoce que España ha sido pionera en la aplicación de la jurisdicción universal, y cita sobre todo los casos de las causas contra el dictador chileno Augusto Pinochet y el militar argentino Adolfo Scilingo por crímenes de lesa humanidad. La ONU ve “con precupación” las reformas de 2009 y 2014 que “limitan significativamente” que los juzgados españoles puedan investigar crímenes internacionales graves, y asegura que “sigue atentamente” los procesos en marcha “como la resistencia de algunos jueces de cerrar las causas” invoando estándares internacionales.

Además, De Greiff recuerda al Gobierno español que tiene la obligación de colaborar con la justicia argentina en la causa en la que se investigan crímenes cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura. En cuanto a la solicitud de extradición de exagentes de seguridad acusados de torturas, el relator es taxativo: “ sólo podrá denegarse la extradición de los acusados si la justicia española inicia las investigaciones y juzga a los responsables”.

10. Víctimas ‘de segunda’

“Muchas organizaciones y víctimas han expresado que se siguen sintiendo como ‘víctimas de segunda categoría”, describe el informe. Un sentimiento alimentado, analiza “por medidas más ambiciosas en favor del reconocimiento y reparación otorgadas a [...] víctimas del terrorismo”. El relator recomienda al Gobierno español que aproveche los debates del Anteproyecto de Ley Orgánica del Estatuto de la Víctima como oportunidad para incluir “todas las categorías de víctimas”.

Pinchar aquí para leer el Informe Relator ONU Pablo de Greiff 28 agosto 2014

La Antigua Cárcel de Palencia. O como el PP pervierte nuestra Memoria.

Carcel Antigua Palencia

Acacio Puig/preso político del franquismo/la Comuna CyL.

La conocida como Antigua Cárcel de Palencia se construyó a fines del siglo XIX manteniendo su funcionalidad represiva hasta los años 90. Como el resto de centros penitenciarios fue transformada por el primer franco-fascismo en cárcel de presos políticos. Por allí pasó el poeta Miguel Hernández junto a miles de republicanos y antifascistas (más de 2000 palentinos y otros miles tras la caída del Frente Norte).

La Cárcel fue entonces lugar de tránsito a otros penales y también de “sacas”, a cargo de asesinas bandas falangistas que, no por casualidad, siguen constituyendo partidos legales en una España en que el terror de derechas sigue impune, vigente y homenajeado.

Ya durante el tardo-franquismo, “la Antigua” fue penal de tercer grado para presos políticos y en ella concluyeron condena rojos y libertarios de todas las corrientes.

Las décadas de olvido programado iniciadas por “la Transición” dejaron intactos los pilares del viejo régimen remozado con un aluvión de falsos “demócratas de toda la vida”; y las pirañas siguieron a lo suyo: el ladrillo, la fuga de capitales y el reforzamiento de los aparatos de represión física e ideológica. Después, pasaron a la ofensiva, hablando el mismo idioma con acento distinto…neoliberal hoy, social liberal ayer. La despiadada alternancia de la casta al servicio del capital.

La vieja cárcel fue remodelada con dinero público (¿qué son los Fondos Europeos sino dineros de la buena gente que ni especula, ni evade?) y reivindicada como centro cultural abierto a la iniciativa social. Un limitado perfil que no consideraba su enorme importancia como Lugar de Memoria Antifascista y Republicana hermana del Memorial del Cementerio Viejo y otros lugares de la provincia.

Desde el pasado mayo, Alfonso Polanco, alcalde del PP (y digno representante del caciquismo local), impuso al Pleno Municipal la cesión de buena parte del edificio a la Policía Nacional, como espacio abierto de “Archivo y Museo”. La oposición municipal votó en contra (¡faltaría menos!)… Pero hace falta más como está diciendo la oposición social.

Gastar dinero público sin controles ni escucha a las prioridades ciudadanas, es deporte de oligarcas del dinero y la política. Proponer espacios culturales caros parece la vocación de gentes de talante tan “moderno” como liberal a palo seco.

Para quienes propiciamos los “Vientos del Pueblo”, sobraban sofisticadas inversiones. Estimamos más el contenido que el continente…y sobra, desde luego, escamotear un lugar de Memoria de resistentes al fascismo y la dictadura para cederlo a un cuerpo represivo como es la Policía Nacional.

Septiembre será solo el principio de la movilización y el debate.

“La Antigua”, hay que ganarla.

Artículo con motivo del día mundial de la asistencia humanitaria. Por la Sociedad Española de Medicina Humanitaria (SEMHU)

Hoy 19 de agosto, Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, se conmemora el día en que fueron bombardeadas las Oficinas Centrales de las Naciones Unidas en Irak (19 de Agosto del 20013), y se proclamó para reconocer a quienes afrontan el peligro y los riesgos para prestar ayuda y asistencia sanitaria a aquellas poblaciones que están en situaciones de crisis y celebrar el espíritu que inspira a quienes contribuyen al aumento y respeto reivindicando la cooperación internacional como base de la acción humanitaria.

En esta línea la Sociedad Española de Medicina Humanitaria (SEMHU) quiere recordar en este día a los trabajadores humanitarios que en estas últimas semanas han perdido sus vidas realizando tareas de asistencia en las crisis. También queremos señalar que una vez más el doble rasero con el que actúa la Comunidad internacional dependiendo de los intereses particulares de los países y que se plasma en la falta de asistencia a las víctimas y la imposibilidad real de establecer corredores humanitarios para atender a la población civil en situación de precariedad o peligro, lo que implica falta de asistencia y supone millares de muertes y provoca sufrimiento humano.

Y es en este verano, cuando estamos celebrando este día, que pasará a la Historia como uno de los veranos más funestos de los últimos años en lo que respecta a la vulneración las leyes internacionales humanitarias, la falta de respuesta humanitaria, la violación permanente de los Derechos Humanos en las grandes crisis con el coste de miles de vidas, millones de personas heridas, desplazadas y ciudades destrozadas sin aprovisionamiento de aguas, electricidad -Gaza, Irak, Siria como ejemplos más llamativos- y sobre todo por el escaso respeto a los Derechos Humanos que nuestra sociedad está demostrando en esta segunda década del siglo.

Sigue leyendo

Taller sobre la Querella Argentina en la Universidad de Verano de Izquierda Anticiapitalista

El miércoles 20 a las 11:30hs en los talleres de la Universidad de Verano Anticapitalista, charla sobre la Querella Argentina contra los crímenes del franquismo a cargo de los compañeros de La Comuna, Manuel Blanco Chivite y Chato Galante.

Pinchar aquí para ver el programa completo

Universidad de Verano de Izquierda Anticapitalista 2014

La historia de la LCR en la Universidad de Verano Anticapitalista

LCR.1º mayo 1977

Izquierda Anticapitalista, agosto de 2014

“Aprovechando la reciente aparición del libro colectivo «Historia de la LCR» (Viento Sur-La Oveja Roja), hemos creído importante abordar las iniciativas, los debates, los aciertos y los errores de una de las pocas organizaciones que defendieron (a contracorriente) una posición realista y factible de ruptura radical con la dictadura franquista durante la transición. Desde Izquierda Anticapitalista queremos abordar críticamente, pero con orgullo y sin complejos, este legado político, que sentimos como propio, en un momento en el que, no sólo una minoría crítica, sino amplios sectores de los movimientos populares y de la juventud rechazan las hipotecas franquistas que arrastra el régimen del 78 –empezando por la monarquía, siguiendo por el centralismo, sin olvidar el peso de una oligarquía capitalista reciclada.

Es fundamental conocer la trayectoria del comunismo crítico para reconstruir una perspectiva anticapitalista en la actualidad que ponga el acento en la autoorganización, el pluralismo y la democracia interna. Para ello contaremos con tres de las personas que han contribuido a la redacción del libro y que fueron protagonistas destacadas de la historia de la Liga :

Martí Caussa, que rastreará los orígenes de la LCR en el contexto español e internacional de la época, sus métidos de construcción y organización y sus grandes debates estratégicos y tácticos hasta 1978. También se interrogará acerca de qué experiencias pueden ser útiles para construir una izquierda anticapitalista y revolucionaria hoy.

Justa Montero, quien abordará la contribución decisiva de la Liga a la construcción del movimiento feminista y cómo el feminismo obligó a importantes reflexiones programáticas, organizativas y culturales en el seno del partido.

Jaime Pastor, que se centrará en la evolución de la Liga entre 1978 y 1991. Abordará también la inserción de la Liga en las luchas de resistencia contra el neoliberalismo del PSOE y la reconversión industrial y, muy particularmente, el impulso del referéndum anti-OTAN y los nuevos movimientos sociales”.

Justicia, justicia perseguirás. Por Carlos Slepoy

Carlos Slepoy, Página12, 10 de agosto de 2014

A pesar del inenarrable espectáculo del asesinato y la mutilación de los miles de niños, mujeres, ancianos y familias completas; de la destrucción planificada de barrios enteros; de los hospitales y escuelas bombardeados; de las infraestructuras fundamentales destruidas conscientemente; de los millares de desplazados, se intenta justificar lo injustificable con el argumento de que “los terroristas palestinos son los responsables”.

Mucho se ha escrito, y es necesario que se siga escribiendo, sobre la inmensa falacia e hipocresía de esta afirmación cuando a un pueblo entero se le vienen negando sistemáticamente, durante décadas, los más elementales derechos. No incidiré ni insistiré sobre ello, ni me referiré a la historia que lleva a esta historia. Aunque es muy difícil no hacerlo, especialmente cuando se tiene ascendencia judía, se está orgulloso de tenerla y, entre otros sentimientos dolorosos, se experimenta una inmensa vergüenza por lo que viene sucediendo.

Por parte del Estado de Israel no sólo se producen una y otra vez, entre otros delitos de derecho internacional, masacres como ésta a la que acabamos de asistir, sino que se detiene y se juzga a quienes son acusados de actos de terrorismo. Miles de palestinos pueblan las cárceles israelíes. A las víctimas israelíes las instituciones del Estado de Israel les otorgan amparo y reparación.

Nadie juzga, en cambio, a los responsables de los crímenes cometidos por el Estado de Israel.

Es indiscutible que estamos ante crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y/o genocidio. No lo niegan ni aún quienes los justifican. El testimonio incontestable de las imágenes lo acredita. Y no se trata en este caso de crímenes cometidos por una organización terrorista, sino que el terrorista es el Estado mismo. Ni se investigan los delitos cometidos contra los ciudadanos palestinos, ni a las víctimas palestinas se les otorgan amparo y reparación.

Con ocasión de una de las anteriores matanzas, la denominada Plomo Fundido, escribí en Página/12, el 27 de enero de 2009, un artículo titulado “Justicia universal para Gaza” en el que señalaba que no había que tener dotes proféticas para aventurar que no actuaría la Corte Penal Internacional y que de no perseguirse a los criminales, el crimen, irremisiblemente, volvería a cometerse. Así ha sucedido.

En ese artículo llamaba a que se aplicara el principio de justicia universal, que tanto colaboró para el final de la impunidad que protegía a los grandes criminales en muchos de nuestros países. Este principio jurídico se resume en que quienes cometen crímenes contra la humanidad deben ser perseguidos por los tribunales de justicia de todos los países del mundo, independientemente de la nacionalidad de víctimas y victimarios y de los intereses particulares del Estado al que pertenecen dichos tribunales. Constituye un avance de la civilización humana.

Como sabemos, la detención de Augusto Pinochet en Londres, el juicio y la condena que cumple en una cárcel española el marino y represor argentino Adolfo Scilingo, la extradición desde México a España del también oficial de la marina argentina Ricardo Miguel Cavallo y su posterior entrega a tribunales argentinos para que fuera juzgado por sus crímenes, y las cientos de órdenes internacionales de detención que fueron libradas por Baltasar Garzón contra los responsables de las violaciones de los derechos humanos sufridas por los pueblos argentino y chileno, constituyeron la más alta y efectiva aplicación de este principio, acorralaron a los victimarios y confortaron a las víctimas que se sintieron acompañadas en su lucha por la justicia.

Al calor de estos acontecimientos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió una Recomendación el 8 de diciembre de 1998, y una Resolución el 24 de octubre de 2003, instando a los países de América a que ejercieran la jurisdicción universal.

El 4 de diciembre de 2001 fueron presentados en las Naciones Unidas los llamados Principios de Princeton sobre jurisdicción universal suscriptos por más de cincuenta notables juristas de todo el mundo. En ellos se destaca que el principio de justicia universal se ha convertido en una norma imperativa del derecho internacional y, por lo tanto, ni siquiera es preciso que esté contemplado expresamente en las leyes escritas. Sin perjuicio de ello, está incorporado en las constituciones y legislaciones de muchos países del mundo. En su virtud, actualmente se tramitan ante juzgados federales argentinos causas judiciales contra los responsables de los crímenes perpetrados por el franquismo en España y la dictadura de Stroessner en Paraguay.

Se trata de aplicarlo ahora no respecto de crímenes pasados, sino actuales. Si se quiere hacer efectiva la solidaridad y apoyo a las víctimas palestinas, si se pretende que los crímenes no vuelvan a cometerse una vez más impunemente, se deben articular los medios para que sus responsables sean perseguidos internacionalmente.

Los gobiernos de la mayor parte de los países de América latina, y las organizaciones regionales en que se integran, han expresado su consternación y condena ante los crímenes a través de declaraciones y/o medidas de distinta índole. Es muy importante, pero insuficiente.

Estamos ante los crímenes más graves que pueden cometerse contra los seres humanos. Y los crímenes se investigan en los tribunales de Justicia. Es necesario e imperioso que en aplicación del principio de justicia universal y en cumplimiento de lo establecido en las normas y principios del derecho internacional los delitos sean investigados, se dicten contra los responsables órdenes internacionales de detención y sean finalmente castigados.

Por el pueblo palestino, pero también por los judíos que en el mundo, y en Israel, se oponen a este horror. Justicia, justicia perseguirás. A perseguir justicia nos convoca la Torá, libro sagrado de los judíos. Cumplamos su mandato.

Sigue leyendo

Alfon Libertad. La Comuna apoya y difunde.

Asociación La Comuna, agosto de 2014

Ante el llamamiento de apoyo realizado por familiares, amigos y compañeros de ALFON, desde LA COMUNA PRESXS DEL FRANQUISMO os expresamos nuestro apoyo y solidaridad.

No hay ninguna duda de que ALFON es inocente y que si le juzgan será, única y exclusivamente, por sus ideas políticas.

En LA COMUNA sabemos mucho de casos parecidos, por eso no dudamos en denunciar públicamente esta violación de Derechos Humanos contra Alfon y manifestaros nuestra solidaridad.

¡TODXS SOMOS ALFON!

Alfon Libertad