Mensaje de las hermanas de Salvador Puig Antich

Las hermanas de Salvador, compañeras de La Comuna, nos hicieron llegar estas palabras para que las transmitiéramos a los organizadores de la proyección de la película Salvador y posterior debate ayer sábado en la Cineteca de Matadero:

“Queremos manifestar nuestro infinito agradecimiento a los organizadores de este acto por mantener viva la memoria de nuestro hermano Salvador que, como tantas otras víctimas del franquismo, esperan aún que se les haga justicia. La película Salvador ha significado para muchas personas la toma de conciencia de la enorme crueldad en que se vivía bajo la dictadura franquista y de la necesidad actual de cerrar heridas que aún estan abiertas y que no se pueden cerrar hasta que se haga justicia, reparación y se termine la impunidad de los fascistas y sus herederos que aún nos gobiernan.

Después de cuarenta años de lucha en que hemos reclamado justicia infructuosamente delante de tribunales españoles y europeos, tenemos la esperanza que el camino que hemos emprendido en Argentina apelando a la justicia universal, termine felizmente para todos los querellantes, lo cual significa que los responsables de los crímenes no queden impunes sino que se haga justicia y reparación

Un fuerte abrazo y seguimos.

Hermanas de Salvador Puig Antich”.

Mesa debate: Últimos informes de la ONU sobre España. DDHH, impunidad de los crímenes y desamparo a las víctimas

Josu Paqui Pablo de Greiff

Con Jacinto Lara, de la asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) y otros miembros de CeAQUA recién llegados de Ginebra, donde tuvo lugar el acto oficial de presentación de los informes en la 27ª sesión del Consejo de DDHH. Explicarán como se vivieron esos momentos en los que la ONU reconoce oficialmente a las víctimas del franquismo, la creación de una nueva plataforma de CeAQUA en Suiza, y lo que representan los argumentos oficiales del gobierno de España respecto de las víctimas y de la posición de los organismos de derechos humanos de las NACIONES UNIDAS.

Se proyectará un video del compañero Carlos Melchor con el resumen de lo sucedido en la 27ª sesión del Consejo de DDHH.

Cuándo: martes 16 de septiembre a las 19hs

Dónde: CAUM, Calle Atocha 20, 1º Izq. 28012, Madrid.

Documentación relacionada:

ONU critica a España por no reparar víctimas del franquismo

Video de la rueda de prensa ofrecida ayer en Madrid con motivo de la lectura del Informe del Relator de la ONU para la Justicia, la Verdad, la Reparación y la Garantía de no repetición y la respuesta del Gobierno español a través de su representante ante la ONU, Ana María Menéndez.

Intervienen Jacinto Lara de la APDHE y nuestro compañero Manuel Blanco Chivite.

En razón. Por Manuel Blanco Chivite

Manuel Blanco Chivite 2014

Cuando algo no está en razón, no está en razón y cuando está en razón, está en razón.

Ya. Muy simple, pero a veces sumamente acertado. Lo dice una vecina. En cada reunión de la escalera, lo repite y se lo aguantamos. Porque el método da resultado.

Así que no me parece desvarío aplicarlo al incidente del veto (que no estaba en razón) de PODEMOS a quien esto suscribe. Creo, sin mayores pretensiones, que la nota al respecto (que podéis leer en esta misma página) estaba en razón.

Y ante todo y primero de todo, agradecer a todas las personas que en esta leve vicisitud han mostrado su amistad, su solidaridad o, simplemente, su opinión sobre el hecho. Lo considero positivo. Y particularmente positiva la reacción habida en las propias filas de PODEMOS, al menos en lo referente a Madrid. No han sido pocas las personas pertenecientes a uno u otro círculo que han calificado la medida censora como de error y emitido su desaprobación más o menos severa. Además, lo han hecho con rapidez y sensibilidad. Lo agradezco igualmente.

Cuando se critica un error, explícita o implícitamente, se está exigiendo su lógica rectificación.

Supongo que eso, más la reflexión propia del caso, es lo que ha llevado a la dirección de PODEMOS, afortunadamente permeable a la opinión de sus afiliados y de las personas de su entorno más afín, a ponerse en contacto con el ya citado “quien suscribe” y restablecer la buena conexión. Quiero decir que el tal veto, ya no existe. Algo que, mi vecina dixit, está en razón.

Me alegro por todos, por pequeño que haya sido el incidente, especialmente por PODEMOS y por LA COMUNA, asociación de viejos antifranquistas a la que pertenezco.

El Gobierno cierra filas ante la ONU y recurre a la Ley de Memoria Histórica que dejó sin fondos

La representante del Estado español ha recurrido a la ley promulgada por el Gobierno de Zapatero, muy criticada por el PP y anulada de facto por el Gobierno del Rajoy, para defenderse del informe presentado por el relator especial de la ONU ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra.

Alejandro Torrús, Diario Público, 10.09.2014

Cierre de filas total y absoluto. Ante el duro informe del relator especial de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, Pablo de Greiff, el Gobierno español ha reaccionado matando al mensajero en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra. La representante de España ha calificado el informe a ratos de “erróneo”, otras de “inexacto”, así como ha acusado al relator de la ONU de “olvidar” reunirse con otras asociaciones de víctimas de la dictadura que consideran que “el mayor triunfo de sus pretensiones” ya se había logrado: “la consolidación de la democracia”. Eso sí, no ha sabido concretar a qué asociaciones se refería tras ser preguntada por víctimas de la dictadura al término de la reunión.

Así, la representante de España ante la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra, Ana María Menéndez, ha llevado a cabo una encendida defensa de la Transición, de la Ley de Amnistía y el papel del Poder Judicial respecto a la impunidad de la dictadura franquista. Menéndez ha esgrimido que las víctimas pueden acudir a los tribunales por la vía contencioso-administrativo para negar que exista la impunidad judicial del franquismo y ha sacado a flote la Ley de Memoria Histórica como un conjunto de medidas de “reconocimiento y de carácter simbólico” para las víctimas, a pesar de que el Partido Popular la anuló de facto dejándola sin fondos. De hecho, las exhumaciones se están realizando con voluntarios y con el dinero de los familiares de las víctimas.

Sigue leyendo

Nota de El Garaje Ediciones

Ante las numerosas convocatorias que circulan por determinados sectores de las redes sociales y cadenas de WhatsApp anunciando la participación del director de nuestra editorial El Garaje SL en un debate a celebrarse el próximo sábado día 13 en la Cineteca de El Matadero (Madrid) con motivo de la proyección de la película “Salvador” queremos aclarar algunos extremos en la nota adjunta.

PODEMOS veta la presencia de un antiguo militante del FRAP en un debate sobre la película “Salvador”

El día 13 sábado se proyecta en la Cineteca de El Matadero, en Madrid, la película “Salvador”, dedicada a la figura del joven anarquista Salvador Puig Antich, asesinado por la dictadura en marzo de 1974, tras un juicio farsa en el que fue condenado a muerte. Fue el último preso político sometido al llamado garrote vil.

Tras la proyección de la película está previsto un debate en el que iba a participar, junto a Pablo Iglesias, el antiguo militante del FRAP Manuel Blanco Chivite, (hoy escritor y director de El Garaje Ediciones), en representación de La Comuna, asociación de represaliados de la última etapa del franquismo y condenado también a muerte en uno de los últimos consejos de guerra celebrados bajo la Dictadura en septiembre de 1975. A consecuencia de tales consejos de guerra fueron asesinados mediante fusilamiento cinco militantes antifascistas. Otros seis, entre ellos Blanco Chivite, militante por entonces del PCE (m-l) y del FRAP, vieron conmutada su pena en el último momento.

El grupo de comunicación de PODEMOS, temiendo, según informaron al propio Chivite y a otros miembros de La Comuna, la reacción de la prensa oficialista de Madrid (“nos encontraríamos con el titular: “Pablo Iglesias sentado en la misma mesa con un antiguo miembrodel FRAP”), decidió vetar la presencia del viejo militante anti-fascista y sustituirla por “un perfil jurídico” como Martín Pallín.

La mesa de debate queda así sin ningún luchador superviviente de la época y conocedor directo de la represión de aquellos años y, en otro orden, sin la presencia de ningún familiar de Puig Antich, familiares que hoy, al igual que el propio Chivite, están personados en la Querella Argentina contra los Crímenes del Franquismo y que, de alguna manera, iban a estar representados por la abogada de dicha Querella Ana Mesutti, que no podrá participar por imponderables personales.

Oficina de Comunicación de El Garaje Ediciones.

Palabras de Blanco Chivite para LoQue Somos

Cuatro breves consideraciones:

1- Ni antes ni después de este incidente me considero enemistado con PODEMOS.

2- En política no es bueno permitir a tu enemigo que te marque el terreno que debes pisar y las amistades que deberías tener.

3- Censurar a los de tu campo social para evitar la censura de los voceros de tus enemigos abiertos, no es muy inteligente y, además, resulta inútil.

4- Quien no resiste la presión en lo poco de un eventual titular de prensa que, caso de leerse, se olvida con el próximo titular, ¿la resistirá en lo mucho, cuando realmente se empleen a fondo?

Ex-presos políticos antifranquistas piden apoyo para que el penal de Palencia sea un Lugar de Memoria y no un Museo Policial

Penal Palencia

Arainfo, 8.09.2014

Veteranos ex-presos políticos del penal de Palencia, agrupados en La Comuna, han hecho público un manifiesto ante el debate sobre el futuro de la antigua cárcel castellana. Entre los firmantes se encuentran José Aznar, Ángel Hernández Pardo (preso de agosto 1975 a julio 1976), Mariano López Monreal (de abril a octubre 1975), Manuel J. Martínez Salvador (de abril a agosto de 1976), Josep María Palomas (1975), Antonio Pérez Rodríguez (de octubre a diciembre 1975), Luis Puicercús Vázquez (de octubre a diciembre 1975), Luis Roncero Doña (de agosto a diciembre 1975), Luis Suárez-Carreño Lueje (de febrero a diciembre 1975) y Francesc Tubau (1975).

Las cárceles que durante el franquismo fueron destinadas a penales para presos y presas políticas constituyen “un testimonio físico y urbano fundamental de ese periodo histórico, en tanto que emblema y escenario destacado de la represión de la dictadura, así como de su inseparable corolario, la resistencia popular”, señalan en el texto.

La cárcel de Palencia fue penal de presas y presos políticos de tercer grado. En esa cárcel, al igual que en otras destinadas igualmente a penales de políticos y políticas (Segovia, Zamora, Zaragoza, Jaén, etc.), o de paso o tránsito en espera de juicio (Carabanchel, La Modelo), “se escribieron muchas páginas de crueldad y castigo del régimen fascista surgido tras el alzamiento militar de 1936, de una brutal guerra de aniquilamiento sistemático de cualquier resto democrático, apoyada por la Alemania nazi y la Italia fascista, y de la larga posguerra de represión y explotación”.

Y en esos mismos lugares se desarrollaron “sordas epopeyas de resistencia y supervivencia protagonizadas por represaliados y represaliadas: huelgas de hambre, celdas de castigo, torturas, censura y aislamiento…”

Sigue leyendo

Saber y hablar

Desenterrar las palabras Clara ValverdeSandra Russo, Página12, 6.09.2014

Una enfermera de Zaragoza dedicada a cuidados paliativos se acercó hace poco a la activista Clara Valverde en una presentación de su último libro, y le contó que no es inusual que enfermos de edad muy avanzada, a punto de morir, se pongan de pronto a gritar cosas sobre la guerra civil, desabrochando la angustia que han arrastrado en silencio durante todas sus vidas.

Ese libro de Clara Valverde Gefaell tiene un título que ayudará a comprender por qué esa enfermera puso en palabras esa escena repetida y mantenida hasta ahora en silencio. El libro se llama “Desenterrar las palabras. Transmisión generacional de la violencia política en el siglo XX en el Estado español. Clara Valverde Gefaell, enfermera e instructora de enfermeras, involucrada de lleno en el 15-M, especialista en biopolítica, estuvo exiliada durante varios años en Canadá y allí hizo un extenso trabajo de campo de transmisión generacional sobre violencia política con miembros de la etnia subártica de los cri, a quienes les dedica el libro. Ella dice que fueron años “mágicos”, porque con los cri trabajaron el trauma de haber sido colonizados y, a través de sus rituales y sus relatos sobre sus emociones al respecto, pudo ver cómo un pueblo que había sido sometido decidió elaborar su trauma colectivo y lo hizo a través de la palabra. Valverde trabaja sobre el efecto de los discursos sobre los cuerpos y las mentes. Su libro anterior se llamó No nos lo creemos. Una lectura del lenguaje neoliberal.

Ahora, Valverde propone desenterrar las palabras que han quedado trabadas en alguna parte del inconsciente del pueblo español, que pese a haber sido protagonista de una sucesión de episodios de los más violentos del siglo XX –más de medio millón de muertos, y centenares de miles de desaparecidos–, ha optado por el silencio, no sólo en la esfera pública, sino especialmente en la privada. Hay relatos que nunca salieron de la boca de esas víctimas, que fueron los abuelos de la generación de Valverde. Ella sostiene que ese silencio se convirtió en una negación y que esa negación no es gratis. Se traduce en malestares recurrentes, patologías diversas, en angustia inexplicable, en agujeros negros de la memoria. Como si la violencia política del pasado, encapsulada en recuerdos no transferidos, fuera hoy el soporte de una herida colectiva que no ha cerrado y que obstruye tanto la lectura del pasado como la del presente.

Sigue leyendo

Espanhóis tentam driblar anistia dada a crimes da ditadura Franco

 

Chato GalanteDiogo Bercito, Folha de Sao Paulo, 30 agosto 2014

Cuando saiu da prisão, depois de 12 dias de tortura, José María Galante mal se movia. Ofereceram-lhe uma cadeira de rodas. Não quis me sentar, pensei que fosse uma cadeira elétrica. Passadas quatro décadas, Galante, 66, sentou-se mais uma vez, em abril passado, diante de seu torturador.

Dessa vez, em um tribunal espanhol, para pedir a extradição de Antonio González Pacheco à Argentina, onde espera que ele seja julgado. Há na Espanha um movimento civil pela discussão da lei que anistiou, em 1977, tanto presos políticos quanto figuras da ditadura de Francisco Franco (1936-1975) envolvidas no desaparecimento, tortura e morte de dissidentes. Existem discussões semelhantes a essa no Brasil.

Um de seus fenômenos de maior força é hoje a Querella Argentina, que trabalha com o conceito de justiça universal, driblando a anistia espanhola e pedindo o julgamento de membros do regime franquista em solo argentino.

Galante dedicou-se durante um ano a encontrar seu torturador, investigando sua vida e sua carreira, para que pudesse pedir a extradição. Ele encontrou Pacheco por meio de sua inscrição em uma corrida. Seguiu o homem que o aterrorizou e descobriu: ambos moram, hoje, a 500 metros de distância um do outro, em Madrid. Ele tem um aspecto repugnante inconfundível diz à Folha. Galante conta que, além da raiva, sentiu-se feliz por tê-lo encontrado. Eu estava preparado para aquilo. Galante se lembra, ainda, de como Pacheco apelidado Billy, The Kid se portava como se fosse o Bruce Lee durante a tortura. Ele gritava, dizia que poderia me destruir apenas com as mãos. Era a mistura de algo risível com um cara que podia me matar recorda-se. A Querella Argentina está baseada na ideia de que certos crimes, como aqueles cometidos contra a humanidade, podem ser julgados em outros países. Se afeta a humanidade, não deve haver fronteiras para a justiça diz o advogado Carlos Slepoy. Uma juíza argentina aceitou o pedido de julgar ali os membros da ditadura espanhola, assim como a Espanha fez em relação ao último regime de exceção do país sul-americano (1976-1983).  O argentino Adolfo Scilingo foi condenado em 2005 por um tribunal espanhol a 640 anos de prisão. Dois anos depois, a pena foi aumentada para 1.084 anos.  Slepoy compara o caso espanhol ao brasileiro, no debate de suas leis de anistia, e nota que democracias, por medo ou por interesse, não fazem justiça quando sucedem ditaduras. O tema tem sido discutido por seus detratores no país como uma questão de unidade nacional, em que o pacto feito em 1977 teria sido necessário para a transição. A anistia para os criminosos da ditadura de Franco foi uma garantia apenas para eles diz Josu Ibargutxi, que participou do movimento basco e foi preso entre 1968 e 1977. O ‘delicado pacto’ serviu para perpetuar golpistas e seus herdeiros no poder. Tanto na Espanha quanto no Brasil, os crimes de lesa-humanidade cometidos durante suas ditaduras não podem ser anistiados.

O sistema político que permitiu, impulsionou ou encobriu esses crimes deve ser julgado e condenado por eles afirma. É também o pedido de Manuel Blanco Chivite, 79, um entre os últimos 11 condenados à morte na Espanha de Franco, durante o ano de 1975. Cinco foram fuzilados. A transição espanhola foi feita com concessões diz à Folha, no galpão onde dirige uma editora especializada no tema da ditadura. O processo nos trouxe à situação em que o Parlamento ainda não condenou o regime diz o ex-condenado.  Chivite foi preso acusado pelo atentado contra um policial, que morreu. Ele não comenta o episódio e não reconhece, também, a autoridade dos conselhos de guerra que julgaram o caso. Não queremos a anistia de ninguém. Muito menos desses canalhas. Nós lutamos contra um Estado terrorista, cumprindo nosso dever democrático. Eles nos anistiaram do quê? diz Chivite.